Efecto Chivas Regal

¿Qué hace un Whisky para ser el mejor?

 

Hace unos días me preguntaba un cliente sobre su branding,  ¿Cómo hago para que mi marca tenga empatía con mis clientes? a lo que le conteste «ponle emoción», la gente ama sentir emociones y cuando se trata de sentirse identificado es mucho mas sensible, fue cuando le  pregunté ¿Qué hace un Whisky para ser el mejor?, ¿En qué radica su verdadero valor?, ¿Qué clase de estrategia juega con nuestra percepción y sentimiento de poder?

Mi cliente sabe que que generar empatía es fundamental, por que  la imagen y lo que se percibe de ella lo es todo (cuando no te conocen), así que sabiendo que estamos inclinados a valorar eso que creemos nos hace especiales, Chivas Regal un Whisky (fundada en Escocia en 1801) haría lo propio.

A pesar de considerarse una bebida alcohólica de prestigio no tenia las ventas esperadas, cualquiera pensaría que la mejor estrategia seria, bajar los precios, mejorar el producto o elaborar una táctica empresarial para vender más. Pero el mercado de las bebidas alcohólicas es diferente a los demás, lo que hicieron fue un efecto placebo, impusieron más calidad aumentando el precio, haciendo creer que la gente pagaba más por más calidad, ellos saben que no existen formas objetivas para valorar el alcohol, y si, milagrosamente las ventas subieron.

«El branding bien hecho conjuga estos aspectos, calidad, servicio y experiencia, los resume, los adapta y luego las hace consumibles»

Lo que sucede entonces es el principio lógico de plusvalía, muchas marcas ocupan el Efecto Chivas Regal, al subir sus precios por el hecho de ser marcas de prestigio, al grado tal que existen coleccionistas de Sneaker`s  que pagan hasta medio millón de dólares por un par. Imagínate como se siente un sujeto cuando le sugieren que es inteligente, es bueno en lo que hace, que vive bien y tiene el respeto de otros, por el hecho de portar, consumir o utilizar una marca. Por más que se quiera negar la estabilidad psicológica de muchos depende de como se siente con respecto a lo que compra. Esta visión ve como funcional que el valor de tu producto depende de como hace sentir a sus consumidores, dándole continuidad a la demostración popular de sentirse diferente a los demás por como se viste, por lo que se toma, por lo que se usa y  de por lo que se viaja. La sensación de riqueza y el valor personal es una construcción de cada uno, de la mentalidad propia y de esta forma una marca es capaz de hacer personas exitosas y de buenos valores, por que no basta con que te valla bien, ahora también se debe ver y sentir.

Si queremos sacar una reflexión sobre el Efecto Chivas Regal, es que  ya no basta con tener un producto bueno y de calidad también debe representar una grata experiencia (Placebo o de complacencia), sin embargo existe una linea muy delgada en el uso de este recurso, el mercado se puede sentir insultado al percibirse como borregos. El branding bien hecho conjuga estos aspectos, calidad, servicio y experiencia, los resume, los adapta y luego las hace consumibles. En este mundo donde todos compiten por la atención de las masas es indispensable tener una marca con una tribu propia  que la consume y además se siente orgulloso de hacerlo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *